Comparte global, construye local. La democratización del saber en tiempos de emergencia climática

El movimiento maker promueve el aprendizaje y la auto-realización de tareas en espacios compartidos, ya sean físicos o virtuales. Aprender en comunidad y aprender haciendo son sus principales valores. La democratización del conocimiento y el uso de la tecnología con fines prácticos para la sociedad son sus señas de identidad.

 

Los FabLabs son un claro ejemplo de cómo este movimiento se ha instalado en diversas ciudades en todo el mundo. Muchos de estos laboratorios de fabricación local se están uniendo bajo el colectivo Fab City para diseñar juntos soluciones futuras que nos beneficien a todos, a nosotros y a nuestro entorno. ¿Cómo? Produciendo de forma local y conectando personas a nivel global. Puedes leer sus principios en su manifesto.

 

El fomento de la economía circular es otro de los aspectos fundamentales que promueve esta cultura. Makea tu vida es un grupo de personas que se cansaron de los objetos estandarizados de “usar y tirar” y de la obsolescencia programada. Por eso decidieron transformar sus hábitos y participar en la fabricación de objetos mediante la reutilización de materiales descartados en su entorno más inmediato. Y al mismo tiempo compartiendo los conocimientos adquiridos de forma colectiva a través de metodologías de diseño abierto.

 

El espíritu maker cobra importancia en un mundo altamente globalizado en el que cada vez será más común la coordinación entre comunidades con conocimientos en diseño y fabricación de objetos para atender rápidamente necesidades urgentes en tiempos de crisis planetaria.

 

Prueba de ello son las distintas plataformas de hacedores que están cooperando a nivel digital durante estas últimas semanas para hacer frente a la pandemia actual causada por el COVID-19, más conocido como coronavirus.

 

Ante la evidente falta de material sanitario con la que proteger a los distintos profesionales médicos desbordados por la rápida propagación del virus, esta red de voluntarios compuesta por profesionales en diseño, tecnología e ingeniería médica se ha ido coordinando por equipos para compartir información y producir de forma local todo aquello que empezaba a escasear en los centros hospitalarios mediante la tecnología 3D. Los Coronavirus Makers son una red de miles de makers que se están organizando vía Telegram con un único objetivo, sumar fuerzas a través del conocimiento y la autofabricación compartida. También han sido varias las empresas y escuelas que se han unido a este movimiento y han puesto sus maquinarias y vehículos de transporte al servicio del bien común.

 

Este escenario de solidaridad y empatía entre personas pone de manifiesto que otras realidades más sostenibles son posibles si las imaginamos y nos unimos para llevarlas a cabo.

 

También ha servido para darnos cuenta de que somos capaces de cambiar nuestro comportamiento ante un estado de emergencia global. La pregunta es si cuando salgamos de esta y volvamos a nuestras cómodas rutinas seguiremos fortaleciéndonos los unos a los otros generando comunidades colaborativas capaces de afrontar juntas las dificultades venideras.

 

La crisis climática es y será la mayor emergencia de nuestras vidas y causará muchas más bajas de las que está ocasionando el maldito virus. Mejor será que nos pille coordinados.

 

↑ Top



© 2021 good things, good planet