La búsqueda constante de nuevas soluciones

El diseño consiste básicamente en resolver problemas que surgen en nuestro entorno de la mejor manera posible. Abordar lo cotidiano desde la perspectiva del diseño me permite aplicar la metodología de este campo a mis hábitos diarios.

 

Para ello, primero hay que reconocer la existencia de un problema. En este caso se trata del consumo de bebidas vegetales en Tetrabrik, un envase compuesto por diferentes capas de distintos materiales difíciles de separar y, por tanto, de reciclar.

 

Es aquí donde, dentro de las posibilidades que me ofrece mi contexto actual, busco una solución factible. En mi caso pasa por un replanteamiento del propio hábito, puesto que la bebida vegetal sustituyó en su momento otro problema: el consumo diario innecesario de una vaso de leche y su impacto medioambiental.

 

¿Es necesario beber un vaso de “bebida blanca” cada día? Porque, no nos engañemos, las bebidas vegetales que vienen en este envase (que son la mayoría) son un sustituto más bien cómodo de este lácteo cuando el motivo principal que ha promovido este cambio es vivir de forma más sostenible.

 

Este análisis profundo de una primera solución digamos comodona del problema me permite ampliar y rastrear otras vías en busca de mejores elecciones. Para empezar, y contestando a la pregunta anterior, no tengo ninguna necesidad nutricional de ingerir un vaso de bebida vegetal por las mañanas porque tengo otras opciones disponibles a mi alcance. Una infusión o un batido de frutas cumplen con la misma función, hidratarme después de una larga noche de sueño.

 

Si alguna vez me apetece consumir una bebida vegetal tengo dos soluciones que puedo aplicar fácilmente y que sin duda son más responsables que la primera: comprarla en envase de vidrio retornable, o hacerla en casa con cereales o frutos secos adquiridos a granel.

 

Antes de enredarnos en la búsqueda de un sucedáneo con apariencia similar, deberíamos preguntarnos si realmente es necesario un sustituto para ese producto, o si lo que hay que repensar es la propia existencia del mismo. Y desde aquí explorar otras alternativas para introducir en nuestras rutinas mañaneras.

 

Foto: receta casera de bebida vegetal incluida en la Guía de buenas prácticas para vivir con menos residuos

↑ Top



© 2021 good things, good planet